Home

De vuelta al crochet

3 noviembre, 2012

El pasado mes comenzaron las clases, y además de apuntarme a costura, también reservé un hueco para el ganchillo. Es una diversión, una distracción y sobre todo un momento de relax que lo recomiendo para desconectar y sólo pensar en la labor.

Mi primer ejercicio fue un gorro (para mi) que está en espera de un pom-pom que no da llegado. Espero enseñároslo pronto porque quedó de lo más simpático.

Y lo siguiente fue esto.

Lo hice para Olivia pero no me digais lo que es porque no le encuentro nombre. Está a medias entre una capa, una chaqueta, un chal… Está hecho con una lana similar a Merino y con una aguja grande nº5. El esquema se lo copié a la profe que está haciendo una chaqueta para ella con esa lana, y como siempre lo interpreté a mi manera (nunca sigo instrucciones).

El resultado es de lo más calentito y agradable al tacto y a la niña le es cómodo (que al final es lo importante).

Anuncios

Falda con bolsillos

29 octubre, 2012

Desde que compré la Burda style de octubre le eché el ojo a la falda de la portada y no dejé de pensar en ella cuando me acercaba a por telas. Hace una semana encontré la ideal, una tela de gabardina con un estampado estilo pata de gallo micro. De grises oscuros tiene cuerpo y una mínima elasticidad que la hacen perfecta para esta prenda. Añadir que los 3 euros por el metro la hicieron más que interesante. Me gustó por su simplicidad (no me atrevo con grandes proyectos por ahora) y por sus posibilidades a la hora de utilizarla a diario (muy combinable).

Tras el copiado de patrones y corte de tela me di cuenta de que las vistas no me cabían y que iba a tener que hacerlas en forro reforzado con entretela. Tras releer varias veces las instrucciones de la revista y tratar de entender los pasos, me di cuenta de que el montaje de la pieza delantera y la unión de los bolsillos iba a ser lo más complicado. Hay que trabajar con precisión y detalle para consegir el perfecto encaje de las piezas y la uniformidad final. Llevó tiempo pero tras esto, lo demás es pan comido (pinzas traseras, cremallera invisible, ajuste de talla y vistas de la cintura).

Y si añadimos que comencé la tarea el sábado y la estrené el domingo para comer, creo que reafirma a cualquiera que haya tenido la intención de hacerse con una. Así que os animo y os dejo una fotillo del resultado.

Feliz semana

Vuelta al inicio repostero

25 octubre, 2012

Se aproximan fechas de reuniones y celebraciones. Hoy sin más tengo la de mi aniversario con mi pareja, 19 añitos juntos dan para mucho. En esta ocasión el tiempo se me echó encima pero estoy calentando ya motores para próximas celebraciones.

Por eso, cuando vi la realización de este curso presencial de Cup cakes no me lo pensé y me apunté de cabeza. Para la gente de Sanxenxo y alrededores es una oportunidad bárbara para conocer este mundo tan especial de la repostería americana, que está pegando fuerte en este otro lado del charco.

Mi intención es probar y ver como manejo la manga pastelera, y ya de paso atacar a la profe para que organice alguno de decoración fondant para tartas, tan importante en los cumples infantiles… Porque por pedir ya tengo en lista una de Spiderman y otra de Dora exploradora, casi nada! (espero que en el transcurso de estos meses cambien de opinión).

El 10 de noviembre os hago resumen y conclusiones.

Y es que aunque tenía pensado dirigir este SAL a una funda que necesito tanto, en mi cabeza está otra idea, más relacionada con un estuche. En este caso, se trataba de una protección plana que no acababa de convencerme para lo que yo quería.

Por eso decidí utilizar este diy para realizar la funda de mi netbook, que hasta ahora le había colocado la de una tablet por no encontrar la que me gustaba. Para ello rescaté una de las telas de mi último pedido a Trae Tela para la parte exterior y guata blanca para la cara interior, y así hacerlo más acolchado y protegido. También utilicé entretela, en este caso una muy rígida para que guardase la forma de la funda y fuese más fácil guardar el netbook.

Como el cierre todavía está por decidir, os paso las fotos sin él, aunque optaré seguramente por un automático de cierre para asegurarme que no caiga por el peso. Espero que os guste y agradecer como siempre la generosidad de las chicas de Sweet Sixteen.

A saia tiene un año

15 octubre, 2012

Hoy estamos de cumpleaños, 12 meses desde la apertura de este espacio que nació sin vocación fija.

Se han tocado muchos temas y repetido muchos otros que han tenido como tema común todo lo relacionado con las labores de mamás con niños. Mamás que rebuscan tiempo para disfrutar de esos pequeños logros en la costura, la cocina, el ganchillo y las manualidades para su casa y su familia.

Quiero agradecer desde mi humilde espacio blog, a todas aquellas personas que han dejado pistas de su entrada y lectura a modo de comentarios, y de muchas otras que me siguen por medio de su correo y la red social.

Un beso muy fuerte a todos. Esta felicitación va por vosotros… Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁS!!!

Comenzamos el curso

4 octubre, 2012

Ya finalizaron mis vacaciones, una semanita fuera de casa que ha servido para desconectar y conectarse con una misma. Son muchos los proyectos pendientes, sobre la mesa y aparcados que hay que retomar.

Para mi vida diaria ya estaba yo dándole a la cabeza de cómo guardar mis nuevas planchas de pelo porque estando en una caja, su uso es muy aparatoso y para no estropearlas he preferido dejarlas en casa estas vacaciones. Así que me ha venido al pelo este primer SAL del curso publicado por las chicas de Sweet Sixteen, mil gracias!!!

En esta ocasión el proyecto presentado da para muchas opciones y yo elegí la mía, pero podeis utilizar las instrucciones para más de una funda: móvil, tablet, ebook… A la espera de recibir los patrones y elegir la tela, ya estoy pensando cómo decorarla para hacerla original. Os apuntais?

Batas tuneadas

18 septiembre, 2012

Dos tareas (a parte de todo lo que gira entorno a un puesto laboral) me tienen liada desde principios de septiembre: una aventura empresarial DIY muy interesante, que pronto conocereis, y la vuelta al cole. Soy madre de una niña de año y medio que desde prácticamente sus primeros meses visita una guardería a diario, y de un niño de 3 años que se encuentra en un momento fundamental: el paso al “cole de mayores”.

He hecho de todo, por mi y encargado. He diseñado etiquetas con nombre para identificar las prendas de ropa y pegatinas con dibujos para localizar su material escolar. He bordado nombres y confeccionado bolsas de la merienda a juego con la bata para el mayor (incluyendo la obligatoriedad del color verde que me hizo buscar y buscar telas con las que no pareciese un disfraz de mantel de cocina). Y con la más pequeña, no por ello menos laborioso, he tuneado batas compradas en mi centro comercial preferido: el mercadillo.

He comprado dos, para tener una muda siempre disponible, y he variado con dos modelos: un babie con gomas en puños y cuello, manga ranglán y ninguna abertura, azul; y una bata con cuello y gomas en los puños, abotonada por delante (con ayuda de la profe, por supuesto). He rebuscado restos de telas con motivos coordinados y entre los restos de lazos, puntillas y entredoses he encontrado los que le irían  mejor a combinar. A la hora de colocar el nombre he prescindido del bordado y buscando la originalidad he confeccionado unas pegatinas adhesivas en fieltro ¿Como?

Materiales:

  • Cinta adhesiva doble cara para subir bajos de faldas, pantalones…
  • Fieltro del color que más destaque
  • Papel
  • Lápiz

Proceso:

  • Recortamos el largo de la cinta adhesiva según el espacio disponible para el nombre
  • Con la plancha muy caliente y sin agua pegamos el trozo de cinta adhesiva sobre el fieltro
  • Una vez adherido recortamos lo sobrante del fieltro
  • En una hoja de papel dibujamos el nombre con letras de contorno grueso, asegurándonos de que sea lo más legible posible
  • Damos la vuelta al papel y ponemos en contacto el nombre dibujado con el papel que protege la cara de la cinta adhesiva
  • Frotamos el reverso del papel con el lápiz, ya que poco vemos el dibujo del nombre, pero con la presión ejercida, el grafito del dibujo quedará impreso en el papel de la cinta adhesiva
  • Levantamos el papel y comprobamos la impresión del nombre (hay que calcar el nombre en negativo para que la cara del fieltro se lea en positivo)
  • Recortamos el fieltro adherido a la cinta adhesiva por el contorno impreso del nombre
  • Separamos el papel protector de la cara adhesiva (como si fuese una pegatina) y colocamos el nombre en fieltro sobre el lugar de la bata elegido
  • Pasamos la plancha muy caliente y sin agua, asegurando la colocación definitiva del nombre

Las posibilidades de este alternativa son muchas, desde decoración con formas y perfiles, hasta detalles en piezas textiles.

Espero que os guste. Probadlo y me contais.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: