Home

Flores dibujadas sobre azul

28 mayo, 2012

Este es un ejemplo de cómo a partir de un modelo de revista yo voy a mi bola y sólo aprovecho la estructura. Lo que manda en mi caso es la tela, que me gustó y punto. A partir de ahí busco las puntillas, las cintas, los volantes o el zig-zag que destaque la tela o sus detalles, en este caso, esas preciosas rosas trazadas en blanco.

De la revista Espejito espejito escogí el modelo 11 del Especial bebé. Este número es en el que encontré los patrones más ajustados a las medidas reales, de hecho escogí la talla 12 meses para mi niña de 15. Se trata de un vestido de piqué blnaco labrado con braga, decorado con zig-zag rosa con lunar blanco. En mi caso se trata de una tela de hilo de fondo azul sobre el que se dibujan en trazos blancos unas rosas con hojas. Como detalle escogí una tira ancha bordada en hilo blanco y cinta de bies de canutillo también blanco.

Dibujados los patrones y cortada la tela, decir que prescindí de las piezas de la braguita, ya que tengo el patrón utilizado ya en anteriores modelos y es el que uso.

Lo primero que hago es trabajar con la tela, colocando la tira bordada en el centro de la pieza delantera de la falda. A continuación uno el delantero a las espaldas, así como las piezas de la falda entre sí.

La costura de la falda al cuerpo la realizo mediante una serie de pliegues en la parte central y laterales de la falda, para adaptarla a la medida de la cintura del cuerpo. Cada 3 cm utilizo 2cm para el pliegue, en series de 4 (8 pliegues en el centro, dejando libre la puntilla de hilo; y 4 pliegues en cada lateral). Sujetos con alfileres y a su vez al cuerpo, los coso.

Una vez unido el vestido coloco la tira al bies de canutillo blanco, justo en el cuerpo a partir de la unión con la falda. Un lado lo coseré a máquina y el otro extremo a mano mediante puntada invisible.

Ahora toca lo que para mí es lo más complicado en un vestido (y de lo que escapé siempre que pude), la colocación de las mangas, que tiene su ciencia, y si no que se lo digan a los vestidos que tengo guardados en una cajita para no sé quién. Con estas piezas hay que prestar más atención a las señales anotadas en el patrón, localizando la zona de fruncido y las letras que funcionan como coordenadas para ajustarlas a la sisa del vestido. En esta ocasión se añade un pequeño pliegue que hay que realizar en la boca de la manga, no sin antes medir el diámetro del brazo de la niña para que quede perfectamente ajustadito (sin estrangularlo claro). Ojo! tener en cuenta la vuelta del bies blanco que abulta y reduce el controno. El bies lo remataré hacia el interior con puntada escondida. Esta parte lleva tiempo y calma, por lo que aproveché una buena siesta de los peques para hacerla.

Una vez montadas las mangas me pongo con el cuello. En mi caso, tras una prueba, me doy cuenta de que le quedará muy cerrado, por lo que decido ampliarlo sobre la base de tela del cuerpo. Cosiendo las telas del cuello les añada una entretela fina para mantener su forma una vez acabado. Le doy la vuelta y lo coso al vestido sujeto mediante alfileres.

En cuanto al forro, solamente corto por patrón la falda y el cuerpo (sin mangas) y los uno siguiendo los pasos del vestido. A continuación realizo la costura conjunta entre forro y vestido por la zona del cuello y escote, enfrentando los derechos de ambas telas. Recorto la tela sobrante y hago unos pequeños piquetes para que la forma quede perfecta y no tire el tejido al dar la vuelta.

Continúo con la unión de vestido y forro en los laterales de la espalda, contando que las medidas del forro son menores que las del vestido, para que la unión se realice en el interior. En cuanto a la unión en las sisas la haré a mano mediante puntada escondida, asegurándome bien de que la costura de unión de la manga quede escondida en el remate del forro.

Por último realizo el arreglo de los bajos, colocando una cinta decorativa en el forro, similar a la del vestido, realizada con hilo y cosida haciendo un dobladillo del forro. Medir bien para que se vea exactamente a continuación del bajo del vestido. Ah! y se me olvidaba, realizar los ojales y colocar botones, en este caso mediante tres filas de dos.

Después de un buen planchado aquí teneis el resultado. Es un vestido con mucha tela, tanto en la falda como en el forro interior, por lo que lo he dejado un poco holgado para poder usarlo, si no en estos últimos días de primavera, en la llegada del próximo otoño.

4 Responses to “Flores dibujadas sobre azul”


  1. Te ha quedado de revista, muy bonito, y la tela es chulisima. Tu niña va estar monisima. Muchas gracias por todas las fotos de tus pasos, de verdad que si no fuera por todas las cosas que tengo pendientes, le liaba ahora mismo a hacer tu vestido, porque con tus indicaciones e instrucciones no fallo seguro. En cualquier caso, me lo guardo en favoritos para un futuro.

    Besitos

  2. Maria R. Says:

    te ha quedado precioso. Me encanta.. yo a las manags les tengo aún mucho respeto y de momento sólo estoy con vestidos sencillitos y veraniegos. A ver si cojo más práctica y te sigo los pasos.
    Un beso

  3. Mónica Says:

    Como todo lo que haces, te ha quedado precioso! De escaparate! Y parece todo tan fácil con las explicaciones que das…, muchas gracias por los pasos, a mí me vienen genial. Un besito.

  4. Trendedero Says:

    BUF que pasada… todo. El vestido es precioso, la explicación perfecta, y asi, como sin darte importancia… ay cuanto tenemos que aprender.
    No le tengas miedo a las mangas porque te salen perfectas.
    besos,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: