Home

Cesta multicolor

30 mayo, 2012

En estos últimos días de ganchillo se me acumulan las labores y me falta tiempo, como siempre.

Nuestra profe Ana en la clase de los viernes ya nos adelantó ideas sobre varias técnicas (la horquilla) y materiales (el trapillo) para la vuelta de después del verano. En este último tipo de labores donde el tamaño pasa a XL, he practicado con una pieza accesorio que me viene muy bien para casa. Práctica y funcional es muy útil para guardar y clasificar todo tipo de cosas y si no, este ejemplo.

Se trata de una cesta fornida, cuyo patrón lo he sacado de la ya mencionada página de Ana Hasta el Monyo de patrones en inglés, de la cual podeis descargar en pdf las instrucciones para su realización. Hay posibilidad de hacer dos tamaños… y todos los que querais, porque una vez hecha una, las variaciones son inmensas. Os animo, es un punto básico y se tarda ná.

Este es un ejemplo de cómo a partir de un modelo de revista yo voy a mi bola y sólo aprovecho la estructura. Lo que manda en mi caso es la tela, que me gustó y punto. A partir de ahí busco las puntillas, las cintas, los volantes o el zig-zag que destaque la tela o sus detalles, en este caso, esas preciosas rosas trazadas en blanco.

De la revista Espejito espejito escogí el modelo 11 del Especial bebé. Este número es en el que encontré los patrones más ajustados a las medidas reales, de hecho escogí la talla 12 meses para mi niña de 15. Se trata de un vestido de piqué blnaco labrado con braga, decorado con zig-zag rosa con lunar blanco. En mi caso se trata de una tela de hilo de fondo azul sobre el que se dibujan en trazos blancos unas rosas con hojas. Como detalle escogí una tira ancha bordada en hilo blanco y cinta de bies de canutillo también blanco.

Dibujados los patrones y cortada la tela, decir que prescindí de las piezas de la braguita, ya que tengo el patrón utilizado ya en anteriores modelos y es el que uso.

Lo primero que hago es trabajar con la tela, colocando la tira bordada en el centro de la pieza delantera de la falda. A continuación uno el delantero a las espaldas, así como las piezas de la falda entre sí.

La costura de la falda al cuerpo la realizo mediante una serie de pliegues en la parte central y laterales de la falda, para adaptarla a la medida de la cintura del cuerpo. Cada 3 cm utilizo 2cm para el pliegue, en series de 4 (8 pliegues en el centro, dejando libre la puntilla de hilo; y 4 pliegues en cada lateral). Sujetos con alfileres y a su vez al cuerpo, los coso.

Una vez unido el vestido coloco la tira al bies de canutillo blanco, justo en el cuerpo a partir de la unión con la falda. Un lado lo coseré a máquina y el otro extremo a mano mediante puntada invisible.

Ahora toca lo que para mí es lo más complicado en un vestido (y de lo que escapé siempre que pude), la colocación de las mangas, que tiene su ciencia, y si no que se lo digan a los vestidos que tengo guardados en una cajita para no sé quién. Con estas piezas hay que prestar más atención a las señales anotadas en el patrón, localizando la zona de fruncido y las letras que funcionan como coordenadas para ajustarlas a la sisa del vestido. En esta ocasión se añade un pequeño pliegue que hay que realizar en la boca de la manga, no sin antes medir el diámetro del brazo de la niña para que quede perfectamente ajustadito (sin estrangularlo claro). Ojo! tener en cuenta la vuelta del bies blanco que abulta y reduce el controno. El bies lo remataré hacia el interior con puntada escondida. Esta parte lleva tiempo y calma, por lo que aproveché una buena siesta de los peques para hacerla.

Una vez montadas las mangas me pongo con el cuello. En mi caso, tras una prueba, me doy cuenta de que le quedará muy cerrado, por lo que decido ampliarlo sobre la base de tela del cuerpo. Cosiendo las telas del cuello les añada una entretela fina para mantener su forma una vez acabado. Le doy la vuelta y lo coso al vestido sujeto mediante alfileres.

En cuanto al forro, solamente corto por patrón la falda y el cuerpo (sin mangas) y los uno siguiendo los pasos del vestido. A continuación realizo la costura conjunta entre forro y vestido por la zona del cuello y escote, enfrentando los derechos de ambas telas. Recorto la tela sobrante y hago unos pequeños piquetes para que la forma quede perfecta y no tire el tejido al dar la vuelta.

Continúo con la unión de vestido y forro en los laterales de la espalda, contando que las medidas del forro son menores que las del vestido, para que la unión se realice en el interior. En cuanto a la unión en las sisas la haré a mano mediante puntada escondida, asegurándome bien de que la costura de unión de la manga quede escondida en el remate del forro.

Por último realizo el arreglo de los bajos, colocando una cinta decorativa en el forro, similar a la del vestido, realizada con hilo y cosida haciendo un dobladillo del forro. Medir bien para que se vea exactamente a continuación del bajo del vestido. Ah! y se me olvidaba, realizar los ojales y colocar botones, en este caso mediante tres filas de dos.

Después de un buen planchado aquí teneis el resultado. Es un vestido con mucha tela, tanto en la falda como en el forro interior, por lo que lo he dejado un poco holgado para poder usarlo, si no en estos últimos días de primavera, en la llegada del próximo otoño.

Y es que aún me costó darme cuenta de que en vez de buscar y buscar por internet podía confeccionarla yo misma. La idea me la dio Marian en uno de sus maravillosos videos tutoriales de Cómo hacer una funda para la máquina de coser, uno de tantos ejemplos de su estupendo trabajo. En su blog encuentro publicaciones muy interesantes sobre cursos, actividades y consejos especialmente llamativos por su detalle y originalidad.Os animo a que lo visiteis, así como su tienda online, con artículos perfectos para costura, crochet y sobre todo patchwork. Ahora estoy apuntada a la confección online de un mandil de costura, siguiendo sus pasos todos los miércoles. Cuando lo finalice os lo presentaré, a ver qué tal…

Con mis telas de tapicería he confeccionado esta funda para cubrir mi máquina. Necesité por sus formas, el dibujo de patrón a medida para el lateral, con algún que otro despiste, como fue no tener en cuenta la rueda lateral (“quien no tiene cabeza, tiene pies”). Mi idea era colocarle una bolsillo a lo largo de todo el frente para el pedal y cables, pero con el peso deformaba la funda y decidí olvidarme de él.

Ahora me queda buscar algún video para ver cómo se realiza su engrasado y mantenimiento, porque desde que la compré ni me paré en eso.

Sigo dándole vueltas a las telas que mi amiga María me entregó (muchísimas gracias de nuevo) y he encontrado un tutorial fabuloso, gentileza de Ana del blog Entre hilos. En su entrada ilustra con fotos de forma clarísima la hechura de esta prenda que queda de lo más resultona y bonita para una tarde infantil de verano.

Aprovechando una tela 50% de algodón, algo gruesa pero con un estampado muy alegre, me decidí por adaptar este proyecto a un conjunto de blusa y braguita para mi niña. Aunque tenía ocasión de adaptar perfectamente el color fucsia en los apliques, me decidí por un azulón muy llamativo que refuerza los colores de la tela y los destaca.

Quiero dar las gracias a Ana por colgar mi labor en su blog, junto con el resto de ejemplos de este modelo realizados por sus lectoras. Si seguís el tutorial de Ana no teneis fallo y su confección es de lo más fácil y rápida. Animaros!

Acabamos con uno y comenzamos con otro… esto es un no parar!

Os presento una chaqueta realizada a ganchillo con motivos calados pensada por y para una tela que adquirí hace unas semanas en la tienda online Mis telas Helena. Se trata de un estampado con dibujos de prendas recortables que seguro recordarán muchas mujeres que jugaron en su día con ellas y que con la moda del “todo vuelve” ahora son muy demandadas para cualquier tipo de confección. Mi intención es hacer algo con ella (todavía no sé qué), pero ya me adquirí un zig-zag de terciopelo rosa (que ya utilicé de otro color en el anterior proyecto) y que descubrí en una mercería de Portonovo que está en liquidación (es una pena). Su dueña me llegó a decir que me la traspasaba, ya que últimamente la visito más que a mi madre, para cualquier tela disponible en proyectos futuros.

Tras unos meses en clases de ganchillo (que por desgracia tocan a su fin), nuestra profe Ana nos está enseñando a interpretar gráficos para poder sacar cualquier proyecto adelante. En mi búsqueda por internet veo ideas que se presentan en tutoriales redactados por vueltas, sin imagen de gráfico, y claro… cuando se nos presenta un dibujito de “x”s y “raya”s y “punto”s, no sabemos por dónde empezar.

El punto de esta chaqueta es producto del descubrimiento de una página maravillosa, a cuya autora Olga Krivenko le debo un gracias grande grande, porque ha dejado a disposición de cualquier visitante a su web, patrones en pdf perfectamente descargables con los motivos en imágenes que ilustran a la perfección el resultado. Se trata de MyPicot, un espacio para los amantes del ganchillo y la calceta. Ya sé que está en inglés pero os aseguro que no hace falta controlar el idioma para sacar un punto. Si haceis click en la pestaña crochet teneis un desplegable de motivos como estos: simples y texturas, que gustan cada cual más.

Animaros y a ganchillar, que una labor crochet cabe en cualquier bolso y desestresa que no veas!

Día das letras galegas

17 mayo, 2012

Hoxe é un día moi importante para a sociedade, historia e cultura galega. As letras galegas son as que nos lembran a morriña do galego, o apego á terra, o sentimento de orgullo por nacer en Galiza. Este ano adicadas ao poeta Valentín Paz Andrade.

En recordo á data deixo esta labor en ganchillo recollido de patróns postos á disposición de todos na páxina web Hasta el monyo de patrones en inglés, onde temos ademais de tutoriais, patróns en formato pdf perfectamente traducidos por Ana, autora do espazo web. É de agradecer, sobre todo para os que temos tantos problemas cos idiomas.

Feliz día galegos!!!

Es mi primer Cose conmigo, con muchos fallos seguro, pero encantada de hacerlo porque disfruté muchísimo.

Junto con las imágenes del conjunto añado las de una chaqueta de ganchillo de hilo rojo de algodón. Decidí hacerla de manga corta (que llegue el veranito por favor!) y abullonada. Queda muy resultona puesta y tiene un calado muy original.

Espero que os guste. Hasta la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: