Home

Que llegue el calor!

26 abril, 2012

Ya me estrené con el nuevo número de primavera-verano de la revista Espejito espejito. En el modelo que escogí sigue apareciendo el rosa, para disgusto de parte de mis conocidos que ya les cansa ver a la niña con ese color, según ellos ya huele a chicle… Pero es que tenía un retal de la tela blanca bordada y calada del modelo y me dije: ¡va perfecto!

En este caso son tres piezas: vestido, pololo y capota. La elaboración es muy sencilla aunque laboriosa por el detalle de los volantes en tela batista rosa (escogida una satinada con algo de brillo) previamente cortados, subrilados, rematados y fruncidos para unir a cada prenda. Esto me llevó casi tanto tiempo como coser el vestido. En el caso del bies, aunque también me lo pedía de la misma tela rosa, me ahorré el trabajo y cogí un bies en raso para unificar con el lazo blanco de la capota.

Os cuento que exite un blog Hilvanes y costuras, en el cual su creadora tiene el detalle de explicar paso a paso la costura de modelos sacados de esta revista de ropa infantil en una sección llamada Cose conmigo. Os animo a que la visiteis porque lo explica muy bien y aporta, para las que no tenemos mucha idea, lecciones de costura de forma amena y cercana.

Anuncios

Sigo llenando el armario de mi niña con ropita DIY. En costura me dedico a los vestidos y como con cada modelito es necesaria su chaquetita a juego, junto con muchos más complementos… (porque las niñas es lo que tienen), me dediqué a ganchillarla. Mi madre y la mujer que me vendió el libro se quedaron un tanto sorprendidas de la intención de hacer una chaqueta a ganchillo, no es lo usual, pero es lo que controlo ahora mismo.

Utilicé hilo 50% de algodón, grueso, de color blanco y de la marca Katia, que tiene una colección muy buena, sobre todo de lanas. El grosor del hilo me pedía una aguja del 2,5-3 de la marca Dama (a mi me gusta ganchillar en este tamaño, aunque a la profe le parezca un poco “bruto” para un bebé, pero bueno, es lo que hay, le salí a contracorriente. Este modelo está hecho con punto bajo y alto únicamente, rematando el bajo en cenefa de ondas a modo de los pétalos de las flores tan repetidas de ganchillo en clase.

Y nada más, luego todo lo que hace falta es tiempo, mientras veo la tele, el ratito antes de acostarme, unos huecos que quedan entre la comida y el trabajo y todos los que te pueden dejar dos niños de 1 y 3 años. Espero que os guste.

Con lazo de organza

16 abril, 2012

Sigo con la costura y cada vez me gusta más. Cuando mi pareja me regaló la máquina de coser por mi cumple, a finales de año, me preguntó: Mira que con lo que vale ¿la usarás no?. Y yo le respondí que sí toda convencida, sin saber ni lo que era una canilla o un festón. Mis padres siempre dicen que cuando me apuntaba a algún concurso o sorteo desde pequeña, lo hacía con intención de ganar. Y ahora pienso, por supuesto!, lo mío no es empezar para probar, es empezar y acabar aunque me vaya la vida en ello (ir pá ná es tontería).

Así que en costura idem del lienzo. Me hice con la revista Espejito espejito, aunque he de decir que me defraudó en parte, porque los patrones no se ajustan a las medidas de tallaje y reconozco que lo último que hice, mi hija se lo pondrá dentro de un año, o dos…

Y también me pedí online dos libros traducidos al español con modelos y patrones muy muy fáciles: Moda y complementos para tu bebé de Astrid Le Provost, donde nos presenta más de 40 modelos para confeccionar la canastilla y el armario de tus hijos, de 0 a 3 años. Además te da consejos  e ideas creativas para reconocer y aprovechar las telas y el buen mantenimiento de la ropa. Ah! y en este caso cada modelo tiene su patrón a medida real. El otro libro es Coser para los más pequeños es fácil de Lotta Jansdotter, que nos presenta 24 sencillos proyectos para recién nacidos y bebés, con unas ilustraciones y fotografías preciosas. Encuadernado en espiral, estilo libreta y con una cajita añadida a la portada donde se guardan los patrones, presenta un estilo perfecto para principiantes, con ideas originales y prácticas para los primeros años con nuestros niños.

Pues a lo que iba, lo último de mi cosecha en costura es este vestido de transparencia beige con decoración floral, adornado con lazo de organza verde.

Por si acaso me caso

12 abril, 2012

He descubierto un espacio en internet que tiene de todo para una boda. Lo considero de visita obligada para los que en algún momento enloquecieron (de amor, quiero decir) y no piensan en más que un día especial, diferente y original.

Y para eso está Una Boda Original, un blog de información actualizado en todo lo referente al vestido de la novia, al traje del novio, a las alianzas, al cátering, al ramo, a la decoración, al viaje de novios, a coche de alquiler, a las invitaciones, a la fotografía, a los regalos.

Me gustaron las ideas y consejos que plantean para conseguir una boda única y nada convencional, que podeis llevar a la práctica entrando en su tienda online cargadita de detalles y que además te ayuda a organizarte porque en diferentes apartados va ordenando las tareas de semejante trabajo: diseña tu boda, novio, invitados, novia…

Lo dicho, me la apunto. Ahora sólo me queda informar al novio.

Hace dos semanas que no aparezco por aquí y no fue por estos días de vacaciones, al contrario, trabajé más que nunca, de ahí mi ausencia.

Os presento una labor de ganchillo de las primeras clases. Se trata de una braguita de bebé, realizada con hilo egipcio y aguja del 8. Reconozco que no es el grosor ni la textura que más me atraen pero sé que estas prendas tan delicadas así lo exigen.

Está ya acabada con algunos arreglos, y esperando para regalar. He calculado mal las medidas, es lo que tiene ser principiante, y cuando se me dio por ponérsela a mi niña le iba grande. Aquí la tengo guardadita en una caja preparada para regalar, en uno de esos maravillosos acontecimientos como puede ser la llegada de un bebé.

Tengo alguno en vista, así que no tardaré en entregarla. Mientras tanto os dejo la muestra.

A %d blogueros les gusta esto: