Home

Me columpio

10 noviembre, 2011

Tenía que finalizar la decoración de la habitación principal y aunque lo más importante ya lo tenía, me quedaba encontrar aquellos pequeños detalles que hacen especial y agradable una estancia.

Visitando una tienda de decoración dedicada a terraza y jardín, casi paso por alto un detalle antes de irme: un columpio sujeto en un ricón. Me explicaron que había formado parte de un escaparate, junto con otro, y que había sufrido algunos rotos. El precio era buenísimo, y aunque en ese momento no sabía que iba a hacer con él dije: Esto para mí!.

Y le encontré sitio, vaya si no. Es más, lo refercé, y le puse ocupantes: dos conejos de tela de mi niña (se los devolveré con el tiempo). El resultado ha sido una aportacion de frescura, color y originalidad a una habitación blanca y minimalista en formas.

¿Que cómo lo sujeté?, pues volviendo a la misma tienda de decoración y haciéndome con dos pomos de cajón con forma de rosas blancas de cerámica. La instalación fue muy sencilla, y el resultado, lo podeis comprobar vosotros mismos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: